Adolescencia y Diabetes

Adolescencia y Diabetes

Nuestro equipo trabaja en coordinación con el equipo de Pediatría, para continuar con el cuidado de niños y niñas que tienen diabetes, cuando pasan a la adolescencia y cuando se convierten en adultos jóvenes. 

Los niños con diabetes usualmente tienen diabetes tipo 1 y necesitan usar insulina para controlar la glucemia. Cuando crecen y se convierten en adultos, seguirán necesitando insulina, al contrario de la creencia popular, en la que se piensa que dejarán de necesitarla, porque la gran mayoría de personas adultas con diabetes tienen diabetes tipo 2 y no necesitan usar insulina.

A pesar de que el tipo de diabetes no cambia cuando el niño o adolescente entra en la edad adulta, hay otros aspectos que sí hay que considerar. El adulto necesita tener independencia de sus padres. Necesita aprender a controlar la diabetes por sí mismo. También necesita aprender a prevenir complicaciones de diabetes, ya que éstas ocurren cuando la persona tiene más de 10 años de tener la enfermedad.

Si bien la diabetes mellitus es la misma enfermedad a todas las edades, no se puede tratar a los niños como si fueran adultos. Tampoco se puede tratar a los adultos jóvenes y a los adolescentes con diabetes tipo 1, como a adultos mayores que tienen diabetes tipo 2, ya que el tratamiento y las necesidades psicosociales son diferentes. Puede encontrar más información sobre este tema aquí.

Por esta razón, es de suma importancia que el personal de salud que atiende a personas con diabetes tipo 1, que entran en la adolescencia y edad adulta, se coordinen con el equipo que les atendió cuando eran niños. La clave para prevenir complicaciones sigue siendo el buen control de la diabetes, adecuando el manejo a las necesidades personales.