Clínica de Riñón

Clínica de Riñón

La función renal puede deteriorarse cuando los niveles de azúcar en la sangre se mantienen elevados durante largo tiempo.

Los riñones son estructuras que tienen muchos vasos de sangre. Cuando la sangre pasa por los riñones, éstos filtran todas las sustancias que son solubles en agua y se encargan de sacar los desechos. Además de filtrar el agua y estas sustancias, los riñones se encargan de otras funciones en el cuerpo, como:

  • Regular la presión arterial y la cantidad de agua en el cuerpo
  • Activar la vitamina D2, para convertirla en vitamina D3.
  • Regular el metabolismo del calcio y fósforo (sustancias importantes para la formación de huesos y dientes).
  • Regular la eritropoyetina, una hormona que promueve la formación de glóbulos rojos.

Debido a que son órganos muy nobles, los riñones no dan síntomas de estar fallando sino hasta que su capacidad de filtración está por debajo del 60% de lo esperado para la edad y género de la persona.

Para prevenir que ocurra fallo renal, las medidas a tomar son

  1. Mantener un buen control (azúcar, presión arterial, grasas en la sangre)
  2. hacer una prueba anual de pruebas de función renal
  3. Medir la cantidad de proteína (microalbúmina) en la orina (el resultado debería ser negativo)

Si ya existe fallo renal, estas y otras medidas pueden ayudar a retrasar la progresión del daño, por largos períodos.