Qué es la obesidad y cómo se relaciona con la diabetes

Qué es la obesidad y cómo se relaciona con la diabetes

¿Qué son el sobrepeso y la obesidad?

Para definir la composición corporal, se utiliza el concepto del Índice de Masa Corporal, o IMC. El IMC es la relación entre el peso y la talla de la persona. Se clasifica como bajo peso, normopeso, sobrepeso y obesidad.

Es importante recordar que el IMC no es específico, ya que no hace una diferencia entre las proporciones exactas de los tejidos que forman parte del organismo. En general, cuando hay sobrepeso u obesidad, se debe a que hay mayor cantidad del tejido adiposo, que es el tejido graso. En personas mayores de 60 años, el aumento de tejido graso puede asociarse a pérdida de hueso (osteopenia, osteoporosis), o a pérdida de masa muscular (sarcopenia).

Cómo se calcula el Índice de Masa Corporal

El índice de masa corporal se calcula con la fórmula peso en kg / Talla

Para más información sobre cómo calcular su IMC, consulte aquí. El IMC de las poblaciones ha aumentado a lo largo de los años. Este aumento se ha relacionado con el aumento de varios problemas de salud.

Por qué el sobrepeso y la obesidad son un problema de salud

Desde finales del siglo XVIII los científicos han estudiado que un IMC más alto de los normal se asocia con algunas enfermedades crónicas, como la diabetes o la hipertensión arterial (presión sanguínea alta). Las enfermedades del corazón, como la enfermedad coronaria o la insuficiencia cardiaca, son más frecuentes cuando hay obesidad. Por esta razón, desde los años 1930s es más difícil o más caro que las personas con obesidad consigan un seguro de vida.

Enfermedades que están asociadas a sobrepeso y obesidad incluyen:

  • Prediabetes y diabetes,
  • Presión alta,
  • Alteraciones de las grasas en la sangre
  • Osteoartritis, por el aumento de carga de peso en las articulaciones
  • Hay mayor prevalencia de algunos tipos de cáncer
  • Enfermedades de hígado y vesícula biliar
  • Roncar, trastornos del sueño como apnea del sueño

A pesar de esto,  los estudios científicos no han demostrado que el sobrepeso y la obesidad sean la “causa” del aumento de estos problemas de salud. A la fecha, se sabe que la obesidad y sobrepeso son “factores de riesgo”, o que están “asociados” al aumento de las otras enfermedades. El problema es que todos estos cuadros de salud no siempre están presentes en todos los casos. Aunque son más frecuentes en personas con sobrepeso u obesidad, también ocurren en personas que tienen normopeso.

Cómo tratar el sobrepeso y la obesidad

El tema de por qué, cuándo y cómo tratar la obesidad es muy extenso. Por esta razón, se dedicarán varias semanas a estudiar estos puntos. Así que, para comenzar analizaremos el punto principal:

Está demostrado que una reducción de peso de 5 a 7% del peso corporal actual, perdido a lo largo de un año y sostenido, es un tratamiento muy eficaz para reducir o pervenir el desarrollo de los problemas de salud que se relacionan con el sobrepeso o la obesidad. Observe que no es necesario llegar a un IMC de normopeso. Una pérdida de peso pequeña y sostenida da mejores resultados clínicos que una pérdida de peso muy grande, que después cause “rebote”, o aumento marcado de peso.

Por ejemplo, el estudio Diabetes Prevention Program (DPP) demostró que los cambios en estilo de vida saludable (dieta saludable, ejercicio, pérdida de peso) en personas con prediabetes puede retrasar el aparecimiento de diabetes hasta en 56% de los casos.