Trastornos del sueño y su relación con la diabetes

Trastornos del sueño y su relación con la diabetes

Sueño normal y trastornos del sueño

El sueño normal es un estado reversible, parecido al hambre o a la sed. Consiste en que se suspende la conciencia, de forma periodica y natural. Más que la ausencia de actividad, en el sueño hay una actividad cerebral diferente, que permite que la persona descanse y mantenga niveles adecuados de alerta diurna. Cuando hay alteraciones o problemas que no permiten un sueño restaurador de las funciones del organismo, se habla de trastornos del sueño.

La cantidad de sueño necesaria es determinada genéticamente. usualmente es de 7 a 8 horas al día y no varía con la edad. Durante el sueño, ocurren varios fenómenos que tienen un ciclo de día y noche, o ciclo circadiano. Por ejemplo, pa capacidad de respuesta es menor entre las 2 y las 6 de la mañana y entre las 2 y las 6 de la tarde. Hay un mayor riesgo de accientes temprano en la mañana y un mejor estado de alerta a media mañana.

Las alteraciones del sueño afectan la producción de hormonas, que generalmente ocurre entre las 2 y las 3 de la mañana. Se sabe que los trastornos del sueño se relacionan con la resistencia a la insulina.

Calidad de sueño

Cuando la calidad de sueño no es la ideal, puede haber alteración del estado de ánimo, reducción en la capacidad de toma de decisiones o aumento en el tiempo de respuesta. Pueden ocurrir lapsos por falta de atención y una mejojr capacidad de reconocer situaciones de alarma.

Una mala calidad de sueño puede ocurrir porque

  • Las etapas del sueño no progresan de manera normal
  • Hay pequeños despertares, que fragmentan la noche. Esto puede causar tendencia al sueño durante el día. Es decir, dormirse en menos de cinco minutos, por ejemplo, en un semáforo, o escuchando una conferencia. Cuando no hay tendencia al sueño, las personas tardan más de 10 minutos en quedarse dormidas durante el día.
  • Se altera el ciclo de día – noche (ciclo circadiano)
  • La persona consume algunos estimulantes, como cafeína
Síntomas y riesgos de los trastornos del sueño

Uno de los mayores problemas que se asocian a trastornos del sueño es el aumento de riesgo de diabetes, enfermedad cardiaca y obesidad. Además, las personas que tienen trastornos del sueño pueden presentar una mayor tendencia a tener accidentes y ausentarse del trabajo.

Cuando las personas con prediabetes o diabetes presentan somnolencia y cansancio excesivo durante el día, que no se explica por otras causas, su equipo médico les preguntará sobre su calidad de sueño, ya que esta puede ser la causa de dificultades en el control metabólico.

El síndrome de apnea del sueño puede incluir episodios de asfixia, despertares durante el sueño, o percepción de que el sueño no es reparador, además de cansancio o fatiga durante el día. Pueden presentarse dificultades para concentrarse. Otros síntomas frecuentes son ronquidos, obesidad y aumento de la presión arterial.

Diagnóstico de trastornos del sueño

Si su médico sospecha que usted podría tener apnea del sueño, le hará varias preguntas cuestionarios para evaluar la calidad de sueño, el riesgo de somnolencia diurna y el riesgo de tener apnea. Si estas respuestas son positivas, le sugerirá realizar una polisomnografía.

La polisomnografía o estudio del sueño, es un estudio que se realiza de fomr ambulatoria (en su casa, no en hospital). Consiste en colocar un pequeño monitor, que se coloca con un cincho alrededor del tórax, para medir la frecuencia cardiaca y la duración del sueño. Se coloca una cánula o pequeños tubos en las fosas nasales, que miden y registran la frecuencia respiratoria, también se coloca un sensor para medir la oxigenación (oxímetro). El estudio dura al menos cuatro horas.

El monitor registra todos los eventos que pasan durante el estudio. Luego la información se descarga en un programa computarizado especial, para interpretar los resultados. Se busca la frecuencia de eventos de apnea, que es la ausencia de flujoj aéreo por al menos 10 segundos.  También puede ocurrir hipopnea es la reducción del flujo de aire por al menos 10 segundos, asociada a desaturación de oxígeno de 4% o de un 3% seguida de un despertar. Ya con el diagnóstico, se decide el tratamiento.

Tratamiento de trastornos del sueño

Afortunadamente, los trasotrnos del sueño se pueden tratar. El tratamiento se selecciona de acuerdo a la severidad del caso y a las causas establecidas. Hay varias opciones, que usted puede discutir con su médico.

Además de las medidas para tratar la resistencia a la insulina y controlar la prediabetes o la diabetes, lo primero es mejorar las medidas de higiene del sueño, como:

  • Establezca rutinas para optimizar el sueño. Tenga horarios consistentes de dormir y levantarse
  • maneje los factores ambientales, como la luz y los estímulos como la televisión, la computadora o el celular
  • Evite las siestas de día
  • Evite el uso de sustancias estimulantes, como cafeína, nicotina o alcohol
  • Haga ejercicio físico de forma regular

En resumen, los trastornos del sueño se asocian a un aumento de los problemas de resistencia a la insulina, desarrollo de diabetes, elevación de la presión arterial y enfermedades cardiacas. También pueden causar dificultades para controlar el peso corporal. Por esta razón, es vital diagnosticarlos y tratarlos lo más temprano posible. Recuerde consultar con su médico si ronca, si presenta síntomas de resistencia a la insulina o si presenta cansancio diurno extremo. Existen tratamientos disponibles para los trastornos del sueño.

Puedes comunicarte a Diabetcentro para hacer una recibir más información sobre el estudio o concertar una cita aquí.